Intervenciones Psicoeducativas

Habilidades Motrices

Motricidad fina y motricidad gruesa

Lectoescritura

La lectura y escritura son habilidades esenciales

Altas Capacidades Intelectuales

Propuestas educativas adecuadas a su diversidad

Sesiones grupales

Fomentan actitudes positivas y comportamientos gratificantes

Habilidades básicas cognitivas

Atención, Memoria, Organización espacial, Razonamiento, Funciones ejecutivas

Inteligencia Emocional

Habilidades emocionales interpersonal e intrapersonal

Trastorno del Espectro Autista (TEA)

Trastorno Específico de Aprendizaje

Dislexia, Disortografía, Disgrafía, Discalculia

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

Nuestras intervenciones psicoeducativas están destinadas para atender a la diversidad funcional a través de programas específicos que contribuyen a recuperar déficits que condicionan el aprendizaje y que sirven para desarrollar aptitudes o habilidades de aprendizaje deficitarias.

Presentan variabilidad y se diferencian en aspectos básicos, como en las metas que persiguen, la prioridad en la adquisición de habilidades cognitivas o alcanzar conductas adaptativas.

 

Enseñanza

Utilizamos distintas estrategias personales y eficaces incluyendo, entre otras, rutinas predecibles, juegos, apoyos visuales, claves de anticipación, estructuración ambiental… para conseguir resultados significativos y generalizables a los distintos contextos familiares, sociales y escolares en los que se desenvuelve cada alumno.

Metodología

Nuestras intervenciones se basan en planes de apoyo individualizados, centrados en las características únicas de cada alumno, con alternos niveles de intensidad y tipo de apoyo en función de las dificultades. Son programas adaptados a las necesidades del individuo y que se caracterizan por estar diseñados y desarrollados por profesionales cualificados.

 

R

Apoyo Familiar

Estimamos necesario incluir en el proceso de intervención un continuo apoyo a los padres y profesionales que trabajan con los alumnos, en el establecimiento de metas y prioridades de los programas. Por ello, mantenemos una coordinación conjunta para participar en la determinación de objetivos y en la concreción de los sistemas que se vayan a utilizar.

 

Intervenciones Psicoeducativas 

TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN CON O SIN HIPERACTIVIDAD (TDA-H)

El abordaje psicoeducacional es uno de los tratamientos no farmacológicos que han demostrado ser de ayuda en el tratamiento con los afectados de Trastorno por déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) y sus familias.

Intervención

Ofrecemos las herramientas necesarias de cara a la intervención y ayuda continua de alumnos diagnosticados de TDAH en el ámbito educativo centrándonos principalmente en tres niveles sobre los que actuamos:

– El déficit de atención.

– La hiperactividad.

– La impulsividad.

TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA (TEA)

Trabajamos a través de las distintas áreas de desarrollo, llevando a cabo un seguimiento continuo de resultados de los objetivos del programa de intervención para ir ajustándolos a las necesidades actuales y reales de cada uno.

Intervención

Ofrecemos sesiones de intervención individualizadas y/o grupales que se realizan en función de las necesidades de cada alumno, fomentando aspectos de: comunicación y lenguaje; habilidades sociales; área conductual y flexibilidad comportamental; juego; habilidades de autonomía y estimulación cognitiva.

TRASTORNO ESPECÍFICO DEL APRENDIZAJE

Los TA incluyen trastornos caracterizados por un desarrollo inadecuado de las habilidades específicas para adquirir y llevar a cabo aprendizajes propios del ámbito escolar. Se manifiestan como dificultades significativas en la adquisición y uso de la: 

– Lectura (Dislexia)

– Escritura (Disortografía y Disgrafia)

– Dificultad matemática (Discalculia)

Intervención

Se trata de problemas que son de una importancia moderadamente alta, por lo que, para su remisión, precisan una intervención especializada y prolongada.

Desde el punto de vista estrictamente psicopedagógico, si son detectadas a edades tempranas (cuando se inician los aprendizajes de la lectura, la escritura y las matemáticas) y se aplican adaptaciones de recuperación con la adecuada dedicación, remitirán.

HABILIDADES MOTRICES

Hace referencia a la capacidad del ser humano para realizar diferentes movimientos y gestos, y desempeñar funciones variadas. Se trata de un dominio integral, puesto que participan todos los sistemas de nuestro cuerpo.

Trabajamos potenciando: 

– La motricidad gruesa

– La motricidad fina

Intervención

Abordamos este área a través de programas específicos mediante una serie de actividades indicadas para mejorar áreas concretas de la psicomotricidad de los alumnos. Ambas habilidades motrices las vamos desarrollando en orden progresivo.

ALTAS CAPACIDADES INTELECTUALES

Los alumnos de altas capacidades son excepcionales y como tales hay que darles un tratamiento educativo diferente y diferenciado. Dicho tratamiento consiste en ofrecerles provisiones educativas adecuadas a su diversidad en el uso y manejo de conocimientos, recursos, habilidades, ritmo de aprendizaje, intereses y motivaciones.

Intervención

Dicha intervención psicoeducativa está destinada a aquellos alumnos que manejan y relacionan múltiples recursos cognitivos de tipo lógico, numérico, espacial, de memoria, verbal y creativo, o bien que destacan especialmente y de manera excepcional en el manejo de uno o varios de ellos. Este concepto incluye tanto al alumnado que presenta sobredotación intelectual, como a aquel que presenta talento simple o talento complejo.

INTELIGENCIA EMOCIONAL

Consiste en un proceso educativo, contínuo y permanente, que pretende potenciar la adquisición de las competencias emocionales, con el objetivo de capacitar a la persona para la vida y aumentar su bienestar personal y social. Tales aptitudes pueden ser aprendidas y entrenadas a lo largo de la vida. 

Intervención

El desarrollo de estas competencias permite que alumnos y alumnas aprendan mejor y potencien sus resultados académicos, además de contribuir a prevenir los problemas emocionales y conductuales que puedan aparecer más concretamente al inicio de la adolescencia.

Trabajamos en base a: Habilidades sociales, Habilidades cognitivas y Habilidades para el control de las emociones interpersonal e intrapersonal.

LECTOESCRITURA

La lectura y la escritura son habilidades esenciales para los seres humanos, sin embargo éstas no son habilidades innatas y con frecuencia nos encontramos con dificultades en su adquisición. Es un proceso complejo y requiere detectar dichas dificultades desde un primer momento y ofrecerles la atención adecuada.

Intervención

Les proporcionamos una intervención que se lleva a cabo analizando los principales modelos de estrategias de aprendizaje aplicables a cada caso en particular, así como los métodos para favorecer su desarrollo cognitivo. Teniendo en cuenta que además de que los alumnos presenten dificultades en la lectoescritura, también puede presentar de manera secundaria problemas de motivación o bajo autoconcepto.

DISCAPACIDAD INTELECTUAL

La discapacidad intelectual se caracteriza por limitaciones significativas tanto en funcionamiento intelectual, como en conducta adaptativa, tal y como se ha manifestado en habilidades adaptativas, conceptuales y prácticas. Esta discapacidad se origina antes de los 18 años.

Intervención

Nuestro punto de partida es tratar de responder a las necesidades individuales proporcionando al alumno las ayudas psicopedagógicas necesarias para la consecución de los objetivos marcados.

Hay tres aspectos que consideramos básicos en la intervención:

– Motivación y refuerzo positivo.

– Mediación en el proceso de enseñanza.

– Aprender a generalizar los aprendizajes.

Intervenciones Psicoeducativas Grupales

Intervenciones Psicoeducativas Grupales

Tienen como base esencial «Programas de apoyos individualizados»

Sesiones Grupales

«Juegos y Habilidades Sociales»

Sesiones de aprendizaje conjunto

Poseen grandes beneficios para los alumnos

Nuestras sesiones psicoeducativas grupales tienen como base esencial los fundamentos psicopedagógicos que sustentan cada una de nuestras intervenciones psicoeducativas «Programas de apoyo individualizados», pero éstas además tienen como objetivo fomentar actitudes positivas y comportamientos gratificantes de interación social y aprendizaje autónomo. Ambas estrategias se emplean de manera complementaria para fomentar un mejor desempeño académico.

Uno de los beneficios más importantes de las intervenciones psicoeducativas grupales es que los aprendizajes así como las dificultades se trabajan en el momento en el que aparecen pudiendo intervenir para buscar alternativas al conflicto/problema, incorporar nuevas herramientas y estrategias para gestionar una situación o aprender habilidades de pensamiento social.

SESIONES DE APRENDIZAJE CONJUNTO

Este tipo de intervención nos permite mejorar la relación e interacción social con los iguales. Así mismo, se refuerzan aspectos cognitivos y/o académicos

Valiéndonos de los principios del modelado, aprendizaje conjunto, el juego de roles, el feedback, el refuerzo y el aprendizaje cooperativo… les proporcionamos habilidades de autonomía en el aprendizaje escolar.

Beneficios que aportan

Este tipo de intervenciones poseen grandes beneficios para los alumnos, ya que permite agrupar alumnos con diferentes desempeños para que se ayuden entre ellos; fomenta la autonomía personal, el respeto,  la aceptación, la empatía, la autoestima, la ayuda mutua… pero sobretodo implica mejoras en la adquisición del conocimiento y en el rendimiento académico

Hay tres aspectos que consideramos básicos en la intervención:

– Motivación y refuerzo positivo.

– Mediación en el proceso de enseñanza.

– Aprender a generalizar los aprendizajes.

SESIONES DE «JUEGO Y HABILIDADES SOCIALES»

Se centran en la comunicación y en el aprendizaje de habilidades sociales funcionales con actividades atractivas y predecibles incluyendo un enfoque escalonado de aprendizaje.

La principal actividad que desarrollamos en dichas intervenciones es el JUEGO COOPERATIVO Y COLABORATIVO, en ellas potenciamos la regulación y manejo de situaciones sociales como: reconocer emociones, fortalecer la autoconfianza, la comunicación asertiva, el respecto, la tolerancia, los turnos, la cooperación, ser paciente y respetuoso con los demás, los límites con otros, la creatividad, manejo y tolerancia ante la frustración…

¿Cómo funcionan?

Tras decidir que un niño/a puede beneficiarse de una intervención de éste tipo, se buscan candidatos adecuados para formar un grupo. Se tiene en cuenta la edad, características personales, intereses, objetivos, disponibilidad, etc. A continuación, se procede a realizar una intervención de prueba para confirmar que el grupo puede funcionar bien y que la intervención sea beneficiosa para todos y cada uno de los miembros.